Neblina gay Puma

Por cierto todas la probamos. Es éste un terrible sino que nos persigue como país: Horacio Larrain Barros en martes, diciembre 24, Mis padres, Horacio e Inés, inspiradores de mi vida académica. De mis padres he recibido este don gratuito de amor a la naturaleza, bebido desde niño en Ranquilhue, Chimbarongo, La Leonera, y Santo Domingo. En la ruta del Inca. En busca de la ruta del Inca. A unos 25 km al Norte de Quillagua Grupo expedicionario. El hombre de barba, al medio, es el profesor Luis Briones.

Con el Rector de la U. Homenaje de la Universidad como premio a nuestra investigación de campo durante 15 años en este oasis de niebla.. Descansando un instante en un mojón señalizador de la ruta inca, Julio Pablito y Benjamín Huebra Larrain. En la gran explanada frente a la catedral de La Plata, Argentina. Envían un saludo a su Tata de Iquique. Lugar de descenso de la ruta incaica para atravesar una pequeña quebrada seca.

Parte del recorrido de ocho kilómetros siguiendo la ruta del Inca, 17 de julio Almorzando en el lecho de la quebrada de Cahuiza. A nuestros pies, el reciente tapizado de barro durísimo, producto del reciente aluvión de Febrero-Marzo Tomando aliento tras atravesar kilómetros de pampa abierta, infinita.

En un pequeño hito de piedras, al costado del Qhapaqñan al sur de Cuevitas 27 de julio Un atardecer luminoso en plena pampa. El autor de este Blog en una paskana, en las cercanías de la quebrada Juan de Morales en busca del Camino del Inca. Julio Foto L. Mini-atrapanieblas instalado en sector Pampa Bugueño. Oasis de niebla de Alto Patache. Con mi ex alumno de arqueología Luis Pérez Reyes, hoy flamante arqueólogo, Julio del Entrego a mi ex alumno Daniel Moscoso Mamani su título profesional.

Daniel, de humilde pastor aymara de llamos y ovejas a Antropólogo Social. A la vera del Camino del Inca o Qhapaqñan. Quebrada de Quipisca, vista hacia el Norte.

Prospección arqueológica quebrada de Quipisca, 23 de Febrero Con mi ex alumno Cristian Riffo en el Salar del Huasco. Devorando un rico plato de carne de llamo con Pedro Lucas Ticona, miembro de la comunidad de Alca. En la humilde vivienda aymara de doña Demetria Ticona: En trabajo de campo en el Salar del Huasco con ex alumno Cristian Riffo. El autor con Renan Huatalcho, piqueño, incansable defensor de los Salares andinos. Frente a su vivienda en Pica el En calle Sazié, un día del año Después de la penosa ascensión al cerro Wata-watana, quebrada de Quipisca.

En una pequeña chasquihuasi o tambillo, cercano al sitio La Cruz quebrada de Quipisca. Mi hija María Cristina Larrain M.

Con un beso a mi inolvidable hija, estudiosa y fiel seguidora de mi Blog. En la ciudad de La Plata, Argentina, Abril Paulo, mi yerno, mi hija Titi, Pablito y Benjamín. Mi hijo Carlos, Greta su señora y mi nieto Joaquín en nuestra parcela de Matilla, Al pie del chañar, diciembre Blake 2 John M.

Tesis de Maestría titulada: Ver todo mi perfil. Luis Pérez Reyes, iquiqueño Arqueólogo titulado de la Universidad Bolivariana Iquique , ayudante de campo y leal colaborador e inspirador de este Blog. Cristian Riffo Torres, mi ex-alumno, antropólogo social y fiel acompañante en terreno.

Al atardecer, en la quebrada de Quipisca. Estudiando un hito antiguo en una ruta caravanera, en la quebrada de Quipisca. Mi ex alumno y constante colaborador en terreno.

Esta nueva visión es la que hemos rotulado como la Eco-antropología. Pero antes se hace necesario hacer una breve "Declaración de Principios".

Iniciamos este Blog con unas citas para nosotros muy iluminadoras, acerca del rol del científico educador en el mundo de hoy. En ellas hemos visto reflejado nuestro propio pensamiento.

La primera, pertenece al gran escritor vasco Miguel de Unamuno. El conocimiento debe ser transmitido a través de la educación. La segunda, nos la entrega un venerable escritor francés, Francois Rabelais, quien apuntaba respecto a la responsabilidad que a nosotros nos cabe como científicos: Rabelaís apunta sagazmente aquí a algo de mucha actualidad hoy: No se puede experimentar con cualquier cosa o de cualquier manera, inventar cualquier cosa, aplicar cualquier cosa, sin medir las consecuencias ambientales, sociales y morales de su accionar.

El científico no es un Robinson Crusoe aislado y solitario en una isla recóndita: Por eso debe tener conciencia social. Las dos citas anteriores nos hablan de la necesidad de transmitir los conocimientos alcanzados, y de la responsabilidad ética propia del científico "conciencia".

Ambas son pilares fundamentales del actuar del científico en el mundo en cualquier tiempo de la historia hoy màs que nunca.. Pero estos dos elementos no bastan. Goethe apunta con toda razón a la necesidad de actuar, de obrar en forma consecuente con nuestra ideas. Y aquí viene, a nuestro juicio, la gran falla de nuestro sistema educativo: Creemos que los pensamientos de estos tres autores nos señalan, en forme precisa y clara, el camino a seguir.

Con estos principios rectores in mente , abordaremos nuestra concepción de la Antropología y Arqueología hoy, en su actuar concreto en una sociedad que, aparentemente, se encamina hacia un colapso, si no cambia radicalmente su mentalidad frente al paisaje y a las miríadas de seres que en ellos han hecho su morada, como fruto de una evolución inteligente. Mini-atrapanieblas instalado en sector Pampa Bugueño. Oasis de niebla de Alto Patache. Con mi ex alumno de arqueología Luis Pérez Reyes, hoy flamante arqueólogo, Julio del Entrego a mi ex alumno Daniel Moscoso Mamani su título profesional.

Daniel, de humilde pastor aymara de llamos y ovejas a Antropólogo Social. A la vera del Camino del Inca o Qhapaqñan. Quebrada de Quipisca, vista hacia el Norte. Prospección arqueológica quebrada de Quipisca, 23 de Febrero Con mi ex alumno Cristian Riffo en el Salar del Huasco. Devorando un rico plato de carne de llamo con Pedro Lucas Ticona, miembro de la comunidad de Alca. En la humilde vivienda aymara de doña Demetria Ticona: En trabajo de campo en el Salar del Huasco con ex alumno Cristian Riffo.

El autor con Renan Huatalcho, piqueño, incansable defensor de los Salares andinos. Frente a su vivienda en Pica el En calle Sazié, un día del año Después de la penosa ascensión al cerro Wata-watana, quebrada de Quipisca. En una pequeña chasquihuasi o tambillo, cercano al sitio La Cruz quebrada de Quipisca. Mi hija María Cristina Larrain M.

Con un beso a mi inolvidable hija, estudiosa y fiel seguidora de mi Blog. En la ciudad de La Plata, Argentina, Abril Paulo, mi yerno, mi hija Titi, Pablito y Benjamín. Mi hijo Carlos, Greta su señora y mi nieto Joaquín en nuestra parcela de Matilla, Al pie del chañar, diciembre Blake 2 John M.

Tesis de Maestría titulada: Ver todo mi perfil. Luis Pérez Reyes, iquiqueño Arqueólogo titulado de la Universidad Bolivariana Iquique , ayudante de campo y leal colaborador e inspirador de este Blog. Cristian Riffo Torres, mi ex-alumno, antropólogo social y fiel acompañante en terreno.

Al atardecer, en la quebrada de Quipisca. Estudiando un hito antiguo en una ruta caravanera, en la quebrada de Quipisca. Mi ex alumno y constante colaborador en terreno. Esta nueva visión es la que hemos rotulado como la Eco-antropología. Pero antes se hace necesario hacer una breve "Declaración de Principios". Iniciamos este Blog con unas citas para nosotros muy iluminadoras, acerca del rol del científico educador en el mundo de hoy.

En ellas hemos visto reflejado nuestro propio pensamiento. La primera, pertenece al gran escritor vasco Miguel de Unamuno. El conocimiento debe ser transmitido a través de la educación.

La segunda, nos la entrega un venerable escritor francés, Francois Rabelais, quien apuntaba respecto a la responsabilidad que a nosotros nos cabe como científicos: Rabelaís apunta sagazmente aquí a algo de mucha actualidad hoy: No se puede experimentar con cualquier cosa o de cualquier manera, inventar cualquier cosa, aplicar cualquier cosa, sin medir las consecuencias ambientales, sociales y morales de su accionar. El científico no es un Robinson Crusoe aislado y solitario en una isla recóndita: Por eso debe tener conciencia social.

Las dos citas anteriores nos hablan de la necesidad de transmitir los conocimientos alcanzados, y de la responsabilidad ética propia del científico "conciencia".

Ambas son pilares fundamentales del actuar del científico en el mundo en cualquier tiempo de la historia hoy màs que nunca..

Pero estos dos elementos no bastan. Goethe apunta con toda razón a la necesidad de actuar, de obrar en forma consecuente con nuestra ideas. Y aquí viene, a nuestro juicio, la gran falla de nuestro sistema educativo: Creemos que los pensamientos de estos tres autores nos señalan, en forme precisa y clara, el camino a seguir. Con estos principios rectores in mente , abordaremos nuestra concepción de la Antropología y Arqueología hoy, en su actuar concreto en una sociedad que, aparentemente, se encamina hacia un colapso, si no cambia radicalmente su mentalidad frente al paisaje y a las miríadas de seres que en ellos han hecho su morada, como fruto de una evolución inteligente.

Necesidad de replantear los estudios en Antropología Arqueología. Sostenemos que no pocas investigaciones de campo pecan por desconocimiento o examen superficial de los aspectos medioambientales significantes que deben considerarse a la hora de estudiar todas las manifestaciones de una determinada cultura. Porque el grupo humano crea cultura en un ambiente y territorio dado, el cual plasma al hombre así como el hombre, a su vez, lo va transformando con su presencia y con todas sus actividades de sobrevivencia.

Cómo entender el "territorio" ocupado por un grupo humano. Para los, romanos Varronio "territorium" es todo el "distrito cercano a la población" , de donde el grupo humano obtiene lo necesario para vivir y en donde realiza todas sus actividades culturales, sociales y económicas.

Espacios de acción que comporta un "territorio". Así, todo grupo humano en el pasado poseyó y explotó diversos tipos de espacios: Pero todos estos "espacios" no tienen por qué ser contiguos o colindantes entre sí y muchas veces , pueden encontrarse muy distantes unos de otros.

Y la sumatoria de todos ellos, constituyen una unidad tanto mental como física para su "dueño". A medida que los grupos humanos van ocupando la tierra, se producen roces y luchas por el acceso al territorio. Hasta que se fijan, de alguna manera, por el peso de la costumbre, sus linderos. Siendo un territorio, por lo aquí señalado un conjunto de espacios de los que el grupo social se sirve para sus necesidades, el criterio del "sitio-tipo" de los arqueólogos del pasado parecería distorsionar gravemente esta rica diversidad tanto paisajística como ecológica o productiva, fruto de su permanente actividad en movimiento.

La técnica actual de las prospecciones arqueológicas: El concepto antiguo de "territorio" de las etnias, poco o nada tiene que ver con el actual, sujeto a fronteras estrechas y a límites arbitrarios definidos por los mapas. La "morada" del grupo humano ancestral y el "control de diversos pisos ecológicos.

Un excelente ejemplo de lo que venimos afirmando, nos es dado por la cartografía histórica colonial y lo tenemos explicitado y confirmado en el " control de diversos pisos ecológicos" estudiado y propuesto como teoría de poblamiento, por el arqueólogo norteamericano John Murra. Necesidad de una relectura ecológica de antiguos documentos. Se hace urgente, por lo tanto, una "relectura y reflexión arqueológica" atenta de estos testimonios antiguos de desplazamientos étnicos, que nos arrojan las "Visitas" coloniales o los certificados de Bautismo, Matrimonio o Defunción, de las antiguas parroquias católicas de los siglos XVII y XVIII.

Prospecciones y conclusiones sobre el poblamiento humano. Enfoque eco-antropológico y "territorio etnico". Tal "territorio" pasa a ser, por esencia, por así decirlo, pluri-dimensional, pluri-espacial. Y ciertamente sobrepasa lsos exiguos límites de una yacimiento determinado. Si no logramos penetrar en la geografía y biogeografía del hombre del pasado, reflejada en "mapas" de su actividad y movilidad muy diferentes a los actuales que nos ha impuesto el forzado sedentarismo urbano o pueblerino, nunca llegaremos a entender las formas de ocupación del espacio antiguo por el hombre.

Estrecha relación entre ecosistema y comunidad humana. En este sentido, cada brizna de informacion ambiental, cada retazo de información dada por pobladores de sitios similares en el pasado remoto o cercano , contribuye poderosamente a enriquecer el cuadro del comportamiento humano en dicho ecosistema, arrojando un nuevo haz de luz sobre el mismo. Perspectiva eco-antropológica de los grandes maestros del pasado. Por esta misma razón, hemos intentado rescatar en este Blog el legado de antiguos maestros:

...

Neblina gay Puma

7 Ene En la parte alta, las nubes de la neblina costera o camanchaca ya han invadido el sector. Imagen tomada desde el borde de la carretera. Interiores · Cuando Córdoba se pareció a Londres por la neblina | La Voz del Interior Ver más. Infografía de la moto Puma. Prat Gay avaló la difusión. 24 Nov El día que Córdoba se pareció a Londres por la neblina. La Voz Del según mediciones privadas. Prat Gay avaló la difusión. Hace unos día la Legislatura provincial declaró a la moto Puma Patrimonio Cultural. Aquí te.

ESTILO CHICAS MASAJES XXX